Página del Lector


[FOTODENUNCIA]

Alcantarillas tapadas

LA PRENSA/Ana Rentería

En la Avenida Balboa se empoza el agua, y se forma un enorme charco, con la mínima lluvia. Aparentemente, los drenajes de la calle están obstruidos por los residuos de los materiales de construcción de varios de los edificios que se construyen y se han construido en este lugar. El tránsito de los carros es lento por allí, lo que causa tranques, y además, la cantidad de agua podría causar accidentes y daños a los vehículos. ¿Cuántas calles más tendrán que inundarse por basura de construcción en esta ciudad para que las autoridades hagan su trabajo?
 

 

Fuga de agua en Villas de Vizcaya

16 DE MAYO. Es la 1:45 a.m., me estoy sentando a esta hora a escribir estas líneas luego de que entre vecinos dimos solución parcial a un daño que causó sobresalto, incomodidad y perjuicios a mis vecinos y a mi familia, y encima fuimos regañados por la autoridad competente. Somos residentes de Villas de Vizcaya [corregimiento de Betania], y desde el sábado estamos reportando un daño en la tubería de agua potable que abastece la barriada y no se ha tenido respuesta.

A las 11:00 p.m. pasadas de hoy, el fuerte ruido causado por un enorme chorro de agua que alcanzaba los 15 metros de alto y con una presión tal que levantaba tierra, piedras y hasta bloques de concreto, nos despertó a todos. Dos casas fueron afectadas, la más cercana a la tubería se inundó por completo; la dueña de la casa tuvo que sacar a sus dos niños pequeños corriendo. El agua entraba por el techo y las ventanas.

En vista de la situación, comenzamos a hacer llamadas al 311 y nadie respondió; llamamos al Sinaproc, a la Policía, a los bomberos y por supuesto al Idaan. Como era de esperar, nadie podía hacer nada. Sinaproc llamaba al Idaan y nadie respondía el teléfono; ellos tampoco podían hacer nada, su respuesta fue “dígale a la señora que si puede pasar la noche en otro lado”.

¡Qué impotencia, ves que todo lo que tienes se te está mojando, se está dañando, no puedes hacer nada y nadie puede darte solución! Los vecinos, preocupados al ver que nadie aparecía y la situación se hacía cada vez peor por la presión del agua que aumentaba, quitamos la corriente eléctrica de la casa mayormente afectada y tomamos la decisión de ir al hidrante más cercano, lo abrimos y logramos bajar la presión del agua; luego, con una llave inglesa cerramos la llave de paso de la barriada con la intención de salvaguardar los bienes de los vecinos y para que por lo menos pudieran dentro de lo posible pasar la noche un poco más serenos.

Finalmente, vimos bajar el fuerte chorro de agua y minutos después, a la 1:30 a.m., llegó un carro doble cabina con el número 581970, con dos funcionarios del Idaan; uno se bajó y miró, el otro permaneció en el auto. Le contamos lo sucedido y para sorpresa de todos solo se dirigieron a nosotros para regañarnos porque habíamos cerrado la llave de paso.

No preguntaron quiénes eran los afectados, cuáles eran los daños causados y por supuesto mucho menos dijeron cuándo mandarían una cuadrilla a realizar las reparaciones. ¿Hasta cuándo la desidia? Acabamos de pasar hace un par de meses una grave crisis con el agua potable, se reportan daños y puede pasar cualquier cantidad de tiempo sin que un funcionario del Idaan se apersone para ver qué está pasando y, por supuesto, qué podemos decir del tiempo que se toman para reparar el daño.

Señores, en la mayoría de las ocasiones los daños dejan sectores sin agua, gravísimo. Hoy, además de quedarnos sin agua, una familia tiene que sacar a sus pequeños corriendo de la casa, dejarlos en un lugar seguro y los padres regresar a ver cómo solucionan un problema público como propio y encima salimos regañados. Me pregunto dónde quedan todas esas campañas de cuidemos el agua, donde están las autoridades responsables de salvaguardar los bienes y la seguridad de los ciudadanos.

Carlos Enrique González G.


 

¿Estarán hablando de otra ICA?

18 DE MAYO. Hay, por decir lo menos, una serie de dudas sobre lo que trae el informe de La Prensa de hoy, 9 de mayo de 2011, cuya lectura me hizo pensar que tal vez estaba leyendo sobre otra ICA de algún país que no era nuestro Panamá. 1. Mi primera pregunta se refiere a la afirmación de que la auditoría financiera fuera encargada por el Gobierno nacional nada menos que a la firma Proyeco, una entidad dedicada al desarrollo de proyectos de construcción, que no es empresa dedicada a la auditoría financiera ni tiene facultades para operar en Panamá.

¿Será que cuando se trata del presidente, él es la ley, la única que vale? Les invito a mirar la página web de esa firma: http.www.proyeco.es 2. La afirmación de ICA que ha pagado 39.2 millones en indemnizaciones, supuestamente de conformidad con la auditoría de Proyeco, monto que excede en mucho lo presupuestado al efecto, que era de 17.7 millones que hasta ahora nadie había cuestionado. Claro que, como lo sostiene la “auditoría” de Proyeco, ya no hay más que discutir y la cantidad mayor es la que vale.

Y sin embargo, ICA sostiene que no son solo los 15.3 millones calculados por Proyeco, sino que pagó 39.2 millones y por tanto ICA Panamá reclama 21.5 millones. Cuando se trató de verificar a quién y con cuánto se indemnizó, el trabajo de verificar todos eso cientos de documentos fue suficiente para no seguir investigando y así, sin más ni más, el Estado panameño aceptó reconocer solamente 16.1 millones. En este punto, ni la afirmación de Proyeco se respetó. 3. Las 29.5 hectáreas entregadas a ICA no fueron suficientes para sufragar la construcción del Corredor, aún incluyendo los ingresos por peajes, y por eso el monto recuperable por ICA, incluyendo la famosa ganancia razonable, llega a 306.4 millones. Esto es inconcebible.

Pero, claro, como lo sostuvo Proyeco, no hay más que discutir y nos aprestamos a pagar. 4. Y ahora la pregunta del millón, o mejor diremos de los 400 millones: ¿Por qué razón no se puede hacer una auditoría seria en Panamá, por auditores panameños, de conformidad con las leyes panameñas, que examinen todos los documentos del caso y saquen las conclusiones apropiadas con la transparencia que hay que exigir en esta clase de casos? Eso no va a ocurrir porque en todo este asunto hay gato encerrado que no conviene tocar para no perjudicar “los intereses del Estado.”

Juan Manuel Handal Reasegurador Jubilado


 

Acodeco replica artículo de opinión

19 DE MAYO. En relación con el artículo publicado ayer [18/5/2011] y hoy [19/5/2011] en la sección de Negocios y Opinión, respectivamente [“Competencia y protección ¿para qué?”] debemos aclarar lo siguiente: El licenciado Víctor Hugo Herrera laboró por más de 12 años en la institución, defendiendo y desarrollando lo que hoy critica, hasta el día que fue destituido.

En este contexto, el licenciado Víctor Hugo Herrera fungió como jefe del Departamento de Información y Verificación de Precios, donde se diseñan y ejecutan lineamientos relacionados con la libre competencia y como funciones específicas se dan a conocer los precios que se recopilan, de forma directa a los consumidores o usuarios de determinados bienes y servicios para que posean la información y de esta manera puedan comparar precios y realizar una mejor compra. No entendemos cómo critica como “discurso secular de la libre competencia”, lo que ayer concebía como otra realidad.

Resulta contradictorio señalar que la política de competencia en nada ha contribuido a resolver los problemas estructurales del mercado de muchos productos alimenticios en Panamá, cuando él mismo realizaba los estudios e investigaciones pertinentes a la realidad del libre mercado en nuestro país, durante el tiempo que ejerció funciones en la Acodeco.

A nuestro juicio, el análisis del licenciado Víctor Hugo Herrera no es objetivo, máxime cuando militan elementos de índole personal que lo descalifican para emitir opinión en este tema. Calificar a los funcionarios de la Acodeco con epítetos como inoperantes e ineptos, refleja que no ha logrado superar su exclusión de la institución ni separar el aspecto profesional de sus insatisfacciones personales.

Pedro Meilán N. Administrador de la ACODECO


 

Aclaran origen de información

16 DE MAYO. Por este medio hacemos referencia a la nota publicada en la edición del domingo 15 de mayo de 2011, bajo el título “Empeora el servicio de salud en Coclesito”, de la autoría de la periodista Edilsa González.

Es importante destacar que esta información se originó en una denuncia ciudadana enviada al portal “Mi Panamá Transparente”, hecho que no menciona la nota publicada, razón por la cual solicitamos se haga la aclaración debida y que esta sea incluida en la publicación en el sitio de la prensa en internet.

“Mi Panamá transparente” es un programa que promueve la participación de los ciudadanos, quienes tienen la posibilidad de enviar denuncias sobre corrupción, hurto, crimen y otros delitos que afectan la seguridad y la vida cotidiana de los habitantes de este país.

Flor Ortega Fórum de Periodistas/Mi Panamá Transparente


MENSAJES POR MAIL

WIKILEAKS
Revelaciones de malas intenciones y complicidades

Las revelaciones que vamos conociendo a través de los llamados “Wikileaks” son algunas veces nuevas, la mayoría de las veces sospechadas o conocidas.

Lo detestable de este asunto no es únicamente descubrir las intenciones o acciones erróneas o malignas de nuestros gobernantes, funcionarios, políticos o empresarios, sino la complicidad del Gobierno norteamericano para mantenerlas en silencio, no importa cuánto daño pudieran ocasionar o, peor aún, cuánto daño pueden hoy ocasionar bochinches de corrillo, engendrados en la imaginación de los adversarios políticos y develados como si fueran verdades, por un descuidado e imprudente cuerpo diplomático.

Esto me trae a la memoria la complicidad en el silencio a todas voces, cuando conoció de antemano la dirección dada por Noriega para castigar al “perro rabioso”, que terminó en la decapitación del Dr. Hugo Spadafora.

Pedro Ernesto Vargas Médico

Ediciones anteriores

CORPRENSA: (507)222-1222
Apartado 0819-05620 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá. - 11

Advertencia: Todo el contenido de www.prensa.com pertenece a Editorial por la democracia S.A. Razón por la cual, el material publicado no se puede
reproducir, copiar o transmitir sin previa autorización por escrito de Corporación La Prensa S.A.
Le agradecemos su cooperación y sugerencias a [email protected] y Servicio al Cliente.
En caso de necesitar mayor información acceda a nuestra biblioteca digital o llámenos al 222-1222.