Opinion

  • Regresar al inicio
  • Enviar a un amigo
  • Imprimir
  • Enviar correcciones

COMPROMISO COMUNITARIO

Desarrollo al estilo AES: ¿Ejemplo para toda Latinoamérica?

James Louis Cavallaro
opinion@prensa.com

En avisos recientes, en este periódico así como en otros medios de comunicación, la empresa AES ha lanzado informaciones sobre la operación del mega proyecto hidroeléctrico Chan-75. Según esas fuentes, el proyecto, que ha sido controvertido y ha estado marcado por denuncias de violencia, manipulaciones y mala fe desde el comienzo, estará funcionando en los últimos días del mes de julio.

Las noticias destacan el aumento en la capacidad de generar energía hidroeléctrica que se sentirá en Panamá. Los avisos celebran el papel de la AES en el desarrollo energético panameño como “ejemplo para toda Latinoamérica”. Parece, sin embargo, que se han olvidado de algunos detalles.

Primero, hay familias cuyas casas y fincas quedan dentro del área que se pretende llenar y con quienes la AES no ha llegado a ningún acuerdo. Sabemos de eso, porque representamos a algunas de estas familias, las que se han resistido al proyecto desde hace años, pues no quieren que su forma de vida sea destruida. Sin embargo, frente al avance del proyecto, estas familias han aceptado lo inevitable.

Y así, hemos entrado en contacto con la AES para negociar la indemnización. Pero la actitud de la empresa ha sido muy curiosa, después de manifestar interés en negociar, ha cambiado radicalmente de posición. Sus representantes salieron abruptamente de una sesión de negociación, bajo el pretexto de que el Gobierno no estaba presente, a pesar de que la AES ha negociado decenas de contratos sin la presencia del Gobierno. Y después, se ha esforzado para dividir a los que todavía no habían negociado, siguiendo su táctica preferida desde el comienzo del proyecto: dividir y conquistar.

Todo esto no solo es extraño, sino contrario a las leyes de Panamá. Cuando nos reunimos con funcionarios de la Autoridad Nacional del Ambiente, estos nos dijeron que no se podía llenar el embalse sin antes haber talado todas las áreas alcanzables ni tampoco sin haber rescatado y reubicado la flora y fauna en las áreas todavía no taladas. Y, se supone, que no se va a talar sin haber conseguido la autorización de los propietarios.

Otra actitud de la empresa nos ha extrañado y difiere profundamente de la autoimagen que a la AES le gusta proyectar. En las negociaciones que mantuvimos con representantes de la AES, estos insistieron en que no tenían ninguna obligación de construir el reasentamiento de Guayabal, una de las cuatro comunidades que quedarán inundadas por la hidroeléctrica.

Nos extrañó esta afirmación, frente a las repetidas promesas de la empresa de que construirían reasentamientos para las cuatro comunidades, el registro de esta obligación está en documentos de autoridades administrativas panameñas y en el sitio de la AES –en inglés– en la internet. ¿Será que hay un conjunto de afirmaciones y promesas de la AES para el público, las autoridades panameñas y los inversionistas, y otro conjunto para los indígenas afectados?

Para la AES, que ha gastado millones de dólares en las indemnizaciones hasta la fecha, sería muy fácil sentarse con los pocos que no han capitulado para llegar a un acuerdo sobre indemnización. No sería difícil asumir su compromiso de construir el reasentamiento para la comunidad de Guayabal. Pero, parece que la empresa cree que ha conseguido talar un porcentaje suficiente para comenzar el proyecto. Así que los propietarios que quedan, al parecer, no le interesan más a la AES. Todo eso tiene muy poco que ver con el supuesto compromiso que la AES dice tener con las comunidades en las áreas en donde trabaja. Nos encantaría estar equivocados y nos gustaría ver pruebas de lo contrario. Pero los datos que hay parecen mostrar una empresa devoradora que trata a las personas como a los ríos que generan electricidad: como un insumo desechable. ¿Ejemplo para toda Latinoamérica?


Además en opinión


Desarrollo al estilo AES: ¿Ejemplo para toda Latinoamérica?: James Louis Cavallaro
Panamá saca mala nota en examen PISA: Roberto Reyna
Educación para el siglo XXI: Francisco Díaz Montilla
Cárceles regidas por el sector privado: Natividad C. Cruz Navarro
El arbitraje comercial internacional en Panamá: Anabella Dex




Los comentarios expresados son responsabilidad exclusiva de los lectores.
No representan la opinión de prensa.com

 

Deje su Comentario
   

Reglas de Uso - prensa.com


1.- El usuario se compromete a utilizar un lenguaje cordial y respetuoso. Todos los comentarios deberán ser alusivos a los temas relacionados a la noticia u otra información que quiera ser comentada. Está totalmente prohibido hacer algún tipo de referencia personal, difamar o agredir verbalmente a cualquier persona.
2.- La utilización de cualquier término, frase u oración que no sea apropiada en el debate equivaldrá a que sea reemplazada por un asterisco (*), con lo que el sentido de la opinión pudiera quedar alterado.
3.- No se permite escribir en mayúsculas cerradas. En la etiqueta de la Internet esto equivale a gritos.
4.- No se permiten incluir en los mensajes imágenes, audio y videos ofensivos.
5.- No se permiten mensajes ni temas en otro idioma que no sea el español. En caso de emitir alguna opinión en otro idioma, deberá incluir la traducción correspondiente.
6.- No se aceptan anuncios, cadenas de mensajes de correo electrónico o pirámides.
7.- Está prohibido hacer uso de esta herramienta para llevar a cabo actividades proselitistas.
8.- Prensa.com se reserva el derecho de edición y/o filtro de los comentarios enviados por los lectores, en aquellos casos que estos no sean relevantes al tema en desarrollo.
9.- Al ingresar los comentarios al foro o comentario de noticias, el autor autoriza a Prensa.com y Corporación La Prensa a publicarlo en dicha sección y cualquier otra sección dentro de Prensa.com así como en cualquiera de las publicaciones impresas de Corporación La Prensa.
10.- Los comentarios y opiniones emitidos en los blogs y/o sección de comentarios dentro de Prensa.com son responsabilidad de su autor, y no reflejan la opinión, criterio ni posición de la empresa.
11.- No se permitirán comentarios para promover sitios, ofrecer servicios, ventas, negocios o cualquier tipo de publicidad.
12.- Está prohibido incitar a la discriminación y/o el racismo, o promoverlos basándose en ideologías, corrientes u organizaciones de cualquier tipo.

* Debe leer y aceptar las reglas de uso para participar.
   
   


Ediciones anteriores

CORPRENSA: (507)222-1222
Apartado 0819-05620 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá. - 11

Advertencia: Todo el contenido de www.prensa.com pertenece a Editorial por la democracia S.A. Razón por la cual, el material publicado no se puede
reproducir, copiar o transmitir sin previa autorización por escrito de Corporación La Prensa S.A.
Le agradecemos su cooperación y sugerencias a internet@prensa.com y Servicio al Cliente.
En caso de necesitar mayor información acceda a nuestra biblioteca digital o llámenos al 222-1222.