Vivir +

  • Regresar al inicio
  • Enviar a un amigo
  • Imprimir
  • Enviar correcciones

NUNCA FALTA EN LOS MENÚS LATINOAMERICANOS.

El maíz y Panamá

Desde 1946, en la Escuela Profesional Isabel Herrera Obaldía, se ha venido celebrando con la entusiasta participación de su directiva, su profesorado, los alumnos y un público general, la popular y conocida Semana del Maíz, a la cual algunos han reconocido como la genuina fiesta de la panameñidad.Allí también se han exaltado nuestras manifestaciones folclóricas, y que quede constancia de que con esto no deseamos restarles méritos a otras celebraciones que también se presentan en diversos lugares y regiones de nuestra nación.Chicha, carimañola, arepas, bollos, empanadas, tortillas, chicheme y, de seguro, que otras delicias en esos días, ocupan por sus categorías un lugar especial. Típicas vestimentas, bailes, desfiles, tunas y reinas forman parte de este gran despliegue de alegría y buen gusto.Vamos, por lo pronto, a recordar los nombres de las reinas de esa semana desde su inicio en 1946 hasta 15 años después: Encarnación Chock, Nina Tapia, Esmeralda Cornejo, Ana Isabel Obaldía, Yolanda Carrera, Hilda Tejada, Dalys Brandao, Tirza Montesa, Blanca Carrillo, Aida Ruiz, Evidelia Broce, República Henríquez, Ángela María Donado y Dalys Morales. A los interesados, en las publicaciones de aquellas épocas aparecen los nombres de más soberanas de esa actividad.Nuestras fotografías de hoy hacen referencia a los mapas de lugares del mundo en donde el maíz se suele cultivar; luego aparece un campo de maíz; otro de mazorcas; una de las reinas, Emma Bonilla, la de 1967; y uno de los desfiles que aumentaban el entusiasmo de nuestra población.

 

1414683Actualmente, se ha convertido en un decir mayoritario que la planta conocida como el maíz es de origen latinoamericano.

Entre paréntesis, a esa palabra se le atribuye un origen caribeño, mahis, sería el nombre de esa planta allí. Y la verdad es que al menos, los nacidos aquí, no sabríamos vivir sin él debido a la cantidad de delicias criollas que posteriormente veremos y que a diario con ellas nos deleitamos.

Incluso, hasta refranes populares utilizan la palabra “maíz” que hoy nos inspira. Cera mays es el nombre científico con que la botánica lo ha bautizado.

Y volviendo a los refranes, cogerlo a uno “asando maíz” equivale a encontrar a alguien con las manos en la masa, lo mismo que “infraganti”; “comer maíz”, por ejemplo, es dejarse sobornar de alguien; “echarle maíz a la pava” es alabarse, elogiarse o loarse uno mismo.

En otros países se conoce otro tipo de maíz, considerado como basura. Es de calidad inferior y solo se lo dan como alimento a los cerdos. El maíz llampe es de grano grande y amarillo; el pinto, con granos de varios colores; pulcro, el que sirve para hacer pop corn o palomitas de maíz en nuestro idioma. Sin un paquete de esto, muchos no van al cine.

Lo anterior indica aún más la popularidad del grano alimenticio que hoy nos ocupa.

Y hasta un poeta nuestro, guarareño para mayores señas y de nombre Min Domínguez, le dedicó unos versos que en parte dicen: “Nació la mazorca hermosa, por providencia del cielo, siendo un grano que produce: hojas, caña, tuza y pelo”.

Sobre la providencial planta que hoy nos ayuda a crear esta página, se han escrito varios estudios aquí; por ejemplo, El maíz y su cultivo en Panamá, por el Ministerio de Agricultura y Comercio, firmado por Bernardo Ocaña. La comercialización del maíz, por el profesor Luis Carlos Arosemena (1967).

El cultivo del maíz no es fácil, es una planta bastante exigente. Quiere un suelo seco y fértil, además de buenos desagües. Para ciertos animales, también es un magnífico alimento. La planta le roba muchos minerales a la tierra.

Hay que sembrarlo en líneas rectas y a medio metro entre planta y planta. Se recolecta dos veces al año (por lo menos eso dicen los libros) en agosto y septiembre (meses en que estamos o estaremos) y en diciembre, enero y febrero. Hay insectos con tan buen gusto que lo adoran, así como gusanos que también se alimentan con tan exquisito bocado.

Los botánicos reconocen hasta 73 variedades de maíz. Nosotros hasta con el más común nos deleitamos.

Tal como se puede visualizar en una de las tomas fotográficas que hoy les ofrecemos, con excepción de Australia (2), no hay continente en donde no se produzca.

Desde Canadá hasta Argentina, del norte de Rusia al sur de África, del norte de China hasta las islas del océano. También tiene el maíz un uso industrial (harinas, almidón, azúcares, alcoholes, antibióticos, fibras sintéticas, plásticos y el llamado pienso para el ganado.

Años atrás (1987), Estados Unidos de América controlaba el 43% de su producción mundial. Argentina y África del sur le siguen, aunque su importancia mundial continúe en ascenso. Nos queda más tema en el tintero, pero debemos quedarnos aquí.


Además en Vivir


Un deber por siempre
Chelsea Clinton se casó ayer con Marc Mezvinsky
Hayek y Martin encabezan los mejor vestidos
Radcliffe celebró sus 21 años en San Petersburgo
Hijos en medio de la ruptura
Un sabor quese premia
Seguridad de la información
Avances para facilitar la vida a adultos mayores
Flipboard, la primera revista PARA ‘WEB SOCIAL’
Novedades de ‘Halo Reach’
Inseguridad que carcome
Proteína, señal de enfermedad renal
El maíz y Panamá
Para celebrar un cumpleaños
Un punto para la cultura
Chapuzón en el ‘zoo’
Nace ejemplar de cruce de cebra y burra en Atlanta
Una ola de nuevos nacimientos de pandas
PROYECTO TIERRA: Los polos no son culpables
PROYECTO TIERRA: Biodiversidad, tasada en dólares
PROYECTO TIERRA: Juventud, embajadora del medio ambiente




Los comentarios expresados son responsabilidad exclusiva de los lectores.
No representan la opinión de prensa.com

 

Deje su Comentario
   

Reglas de Uso - prensa.com


1.- El usuario se compromete a utilizar un lenguaje cordial y respetuoso. Todos los comentarios deberán ser alusivos a los temas relacionados a la noticia u otra información que quiera ser comentada. Está totalmente prohibido hacer algún tipo de referencia personal, difamar o agredir verbalmente a cualquier persona.
2.- La utilización de cualquier término, frase u oración que no sea apropiada en el debate equivaldrá a que sea reemplazada por un asterisco (*), con lo que el sentido de la opinión pudiera quedar alterado.
3.- No se permite escribir en mayúsculas cerradas. En la etiqueta de la Internet esto equivale a gritos.
4.- No se permiten incluir en los mensajes imágenes, audio y videos ofensivos.
5.- No se permiten mensajes ni temas en otro idioma que no sea el español. En caso de emitir alguna opinión en otro idioma, deberá incluir la traducción correspondiente.
6.- No se aceptan anuncios, cadenas de mensajes de correo electrónico o pirámides.
7.- Está prohibido hacer uso de esta herramienta para llevar a cabo actividades proselitistas.
8.- Prensa.com se reserva el derecho de edición y/o filtro de los comentarios enviados por los lectores, en aquellos casos que estos no sean relevantes al tema en desarrollo.
9.- Al ingresar los comentarios al foro o comentario de noticias, el autor autoriza a Prensa.com y Corporación La Prensa a publicarlo en dicha sección y cualquier otra sección dentro de Prensa.com así como en cualquiera de las publicaciones impresas de Corporación La Prensa.
10.- Los comentarios y opiniones emitidos en los blogs y/o sección de comentarios dentro de Prensa.com son responsabilidad de su autor, y no reflejan la opinión, criterio ni posición de la empresa.
11.- No se permitirán comentarios para promover sitios, ofrecer servicios, ventas, negocios o cualquier tipo de publicidad.
12.- Está prohibido incitar a la discriminación y/o el racismo, o promoverlos basándose en ideologías, corrientes u organizaciones de cualquier tipo.

* Debe leer y aceptar las reglas de uso para participar.
   
   


Ediciones anteriores

Corporación La Prensa: (507)222-1222
Apartado 0819-05620 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá. - 11

Advertencia: Todo el contenido de www.prensa.com pertenece a Corporación La Prensa S.A. Razón por la cual, el material publicado no se puede
reproducir, copiar o transmitir sin previa autorización por escrito de Corporación La Prensa S.A.
Le agradecemos su cooperación y sugerencias a [email protected] y Servicio al Cliente.
En caso de necesitar mayor información acceda a nuestra biblioteca digital o llámenos al 222-1222.