BUSCADOR
  Portada | Clasificados | Foros | Ediciones anteriores | Archivo | Suscripciones | Portadas PDF | Titulares por e-mail | Contáctenos
Panamá, martes 8 de abril de 2008
 

INVESTIGACIÓN. PARA INGRESAR A LA ASAMBLEA NACIONAL NO SE EXIGE PREPARACIÓN UNIVERSITARIA.

Diputados: aplazados en honradez

Al menos 12 diputados colocaron en sus hojas de vida información sobre estudios que no es real.

Casos similares han ocurrido en otros países de la región, desde Argentina hasta México.

LA PRENSA/Archivo
PADRES DE LA PATRIA. Los diputados son escogidos por votación popular y devengan un salario base de 7 mil dólares. 996038
Edgar Enrique Figueroa
efigueroa@prensa.com

Más de 33 diputados se encuentran investigados por la Corte Suprema de Justicia por delitos de todo tipo. Y algunos otros se vieron envueltos en escándalos nunca aclarados del todo.

Quizá la raíz de la respuesta a tantas irregularidades de los ocupantes del Palacio Justo Arosemena se esconda en los actos más sencillos. Más simples. Por ejemplo, falsear datos para "inflar" su hoja de vida con títulos ficticios.

Según una investigación que hizo este diario, al menos 12 de los 78 miembros de la Asamblea Nacional agregaron títulos universitarios falsos a su trayectoria.

¿Será por ansias de ganar popularidad o promover su imagen entre sus colegas? A pesar de que para ser diputado no se necesita tener estudios, según consta en la Constitución de la República, algunos de ellos han preferido presentar una trayectoria alterada.

En la mayoría de los casos, los diputados incluyeron un título de la Universidad de Panamá (UP): de una lista de 24 legisladores que dijeron graduarse en esa casa de estudios, solo 16 tienen el certificado oficial. Los datos y el currículo de algunos de los diputados fueron tomados de la página web de la Asamblea Nacional.

VERSIONES DE LOS DIPUTADOS

La diputada panameñista del circuito 8-1, Argentina Arias, dijo contar con el título de licenciada en administración de empresas de la UP. Sin embargo, la institución negó que Arias haya cursado estudios en esta universidad.

Lo mismo sucedió con Yasmina Guillén (Solidaridad /circuito 4-3), Maricruz Padilla del 8-10 Partido Revolucionario Democrático (PRD), Rogelio Paredes (8-1-PRD), César Pardo (2-1- PRD), Freidi Martín Torres (9-4-PRD), Elizabeth de Quiróz (8-10 -PRD) y Zulay Vásquez (8-2- PRD). Ellos pusieron en su hoja de vida que tienen una licenciatura en la UP. No obstante, ello fue desmentido por las autoridades académicas de la institución.

En el caso de la diputada Guillén, dijo contar con un título de relaciones públicas. Consultada sobre la falsificación de la carrera, Guillén respondió: "Bueno, quítenmelo, eso no me hace ni más ni menos, pero tengo experiencia".

En tanto, Padilla afirmó tener una licenciatura en periodismo, pero luego que la UP lo negara, cambió su argumento y aseguró que para completar su carrera le faltó el trabajo de grado.

En broma, Padilla preguntó si este diario le iba a dar trabajo cuando termine su carrera. De su falsedad, ni una palabra.

El perredista Pardo incluyó en su trayectoria una tecnicatura en topografía y agrimensura en la UP, lo que también fue desmentido por la propia casa de estudios. "Creo que hay una persecución", se defendió Pardo, aunque evitó explicar la irregularidad.

Por su parte, el diputado arraijaneño Paredes dijo en su hoja de vida tener una licenciatura en arquitectura de la UP, pero la facultad que brinda esta carrera no lo tiene en su lista de graduados.

Así mismo, el diputado Torres dijo que obtuvo una tecnicatura de tecnología y radiología en la UP y también fue desmentido por las autoridades académicas. Lo que sí es cierto es que Torres intenta terminar la carrera de derecho y ciencias políticas en la Columbus University.

Una lista más larga

La lista de engaños sigue. La diputada Quiróz se adjudicó una licenciatura en economía , pero en el registro universitario nunca se expidió este título a su nombre. Luego la diputada intentó corregir su currículo: dijo tener solo una licenciatura en contabilidad en la Universidad Interamericana, y que está realizando una maestría en contabilidad en la misma universidad.

Otra en la lista es la diputada Vásquez, quien dijo ser licenciada en contabilidad, tal como aparece en la web de la Asamblea. Tras el cuestionamiento de este diario, Vásquez cambió la versión y dijo que no pudo terminar su carrera universitaria por cuestiones personales y políticas.

Para este tipo de engaños no hay sanción. "Efectivamente, hacer uso indebido de un título universitario es un engaño a la fe pública y tratándose de funcionarios –que deben de ser el ejemplo para la sociedad– es una pena", afirmó Miguel Ángel Candanedo, secretario general de la Universidad de Panamá.

Candanedo calificó el hecho como un acto inmoral desde el punto de vista ético. Sin embargo, desde el punto de vista legal dijo no conocer si hay medidas condenatorias por parte de la Asamblea por estas acciones. "Esta práctica entre diputados también se ha registrado en países como Argentina, Colombia y México", añadió el funcionario.

José Nicolás Barragán director de registros académicos de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en México, dijo a este diario que el hecho de mentir en tener un título universitario para figurar o ganar posiciones, es como burlarse del pueblo que los eligió. "En México se han dado este tipo de faltas que son vistas anti éticas", aseguró Barragán.

Por otros lares

Las universidades particulares tampoco escapan al embuste académico de los diputados. Luis Carlos Cleghorn, panameñista del circuito 8-9, Jorge Alvarado Real, PRD del 8-9, Osman Camilo Gómez, panameñista del 4-2, y Mireya Lasso, de Solidaridad 8-8, pusieron títulos imaginarios en su hoja de vida.

Cleghorn afirmó ser licenciado en mercadeo con énfasis en ventas, título obtenido en la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (Ulacit). La autoridades de registro académico de esa universidad negaron que Cleghorn se haya graduado en esa institución.

Este diputado también aseguró que tomó un diplomado de recursos humanos en la Universidad de San Diego (Estados Unidos).

El departamento de asuntos internacionales de esa universidad informó que el certificado obtenido no está a nivel de un diplomado. El diputado quedó en dar respuesta, pero nunca respondió.

Real incluyó en su currículo que es licenciado en administración de empresas y que el título lo obtuvo en la Ulacit. Fuentes de registro académico de esa casa de estudios sostuvieron que ellos no tienen esa carrera. Alvarado no supo explicar lo que su hoja de vida indica.

Gómez aseguró que estudió ingeniería financiera en la Universidad Latina.

En la unidad de ingreso estudiantil aclararon que Gómez no terminó la carrera y que ingresó en 2006. Ese mismo diputado dijo tener otro título de técnico en ingeniería civil en la Universidad Santa María la Antigua (USMA).

Pero en la USMA dijeron que Gómez tampoco terminó su carrera. Este diario volvió a llamar a Gómez y, en vez de responder sobre la irregularidad, solo contestó: "Pongan lo que quieran".

Por otro lado, Lasso dijo en su hoja de vida que estudió una licenciatura en administración de empresas turísticas en la Ulacit. El departamento académico aclaró que estudió turismo con énfasis en hotelería.

En nuestro plan de estudios no está la licenciatura en administración de empresas turísticas, precisó la universidad privada. Se llamó a Lasso a su despacho para que aclarara por qué en la página de la Asamblea aparece con otro título, pero nunca contestó.

Entre los diputados sin preparación universitaria están: Sergio Gálvez, Rubén Darío Beitía, Rogelio Alba, José Muñoz, José Brown, Bernardo Ábrego, Leandro Ávila, Juan Manuel Peralta, Benicio Robinson, Alejandro Vanegas.

Los diputados Carlos Afú, Milciades Concepción, Benito Cases, Ezequiel Ramírez, y Mayra Zúñiga se negaron a presentar su hoja de vida.

Si tiene algún comentario sobre este artículo escriba a http://prensa.com/lector
© 2007. Corporación La Prensa. Derechos reservados.
 
 
 
© 2007. Corporación La Prensa. Derechos reservados.
Advertencia: Todo el contenido de www.prensa.com pertenece a Corporación La Prensa S.A. Razón por la cual, el material publicado no se puede reproducir, copiar o transmitir sin previa autorización por escrito de Corporación La Prensa S.A.
Le agradecemos su cooperación y sugerencias a internet@prensa.com y Servicio al Cliente.
En caso de necesitar mayor información accese a nuestra biblioteca digital o llámenos al 222-1222.
Corporación La Prensa: (507)222-1222
Apartado 0819-05620 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá