Portada | Clasificados | | Ediciones anteriores | Archivo | Contáctenos
  EL IMPRESO  
Hoy por hoy  
 
   
  Opinión  
  Perspectiva  
  Deportes  
  Mundo  
  Economía y Negocios  
  Vivir +  
  Reseña  
  Sociales  
  Horóscopo  
     
  SUPLEMENTOS  
  Ellas Virtual  
  Martes Financiero  
  Aprendo Web  
  Reseña Empresarial  
Pulso de la Nación
  SERVICIOS  
Titulares por
e-mail
Columnistas
Guía del sitio
Tarifas
¿Quiénes somos?
Contáctenos
  TIEMPO LIBRE  
Turismo
De interés
Cartelera de cines
De noche
 
  PÁGINA DEL LECTOR  
Porque nuestros lectores sí cuentan
  CANALES  
Salud
Psicología
Psicología sexual
Bebés
Hogar
Mascotas
Tecnología
Cine
Libros
Farándula
Discos
Reportaje especial
Panamá, sábado 11 de noviembre de 2006
 

BOTÁNICA.PACIENTES DE LA CSS BUSCAN REMEDIOS NATURALES PARA CURAR SUS PADECIMIENTOS.

De vuelta a las plantas medicinales

La desconfianza en los medicamentos de la CSS ha despertado el interés por la ‘medicina natural’.

Entre los productos que más buscan los compradores están: la gavilana, el llantén, eucalipto y calaguala.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/E. González
CONSULTAS. La inesperada demanda por la "medicina natural" beneficia a los botánicos como Antonio Fernández que atiende en Penonomé.763198
Redacción de La Prensa
[email protected]

La desconfianza en los medicamentos que distribuye la Caja de Seguro Social (CSS) y la imposibilidad de comprar substitutos en las farmacias locales, por los elevados precios, han hecho que una parte de la población vuelva a utilizar los remedios botánicos como una alternativa barata y considerada "segura" por la mayoría de los consultados.

"Yo no quiero tomar las medicinas de la CSS porque me puedo poner peor de lo que estoy y hasta morir", dijo Gladys Romero, una paciente hipertensa, de 60 años, a quien encontramos en un puesto de venta de plantas medicinales en la calle 12 y Domingo Díaz de Colón.

Romero compró una planta conocida como gavilana, que utiliza para controlar su presión, y hojas de llantén, para tratar los riñones. En ese puesto también se encontraba Pedro Ovalle, de 45 años, quien buscaba eucalipto para la gripe.

UN NEGOCIO EN AUGE

"La venta de plantas medicinales se ha incrementado y las ganancias son buenas", explicó Aníbal Martínez, quien oferta esos productos en el Mercado Público de Penonomé. Allí ofrece hierbas, raíces y plantas para "desintoxicar y fortalecer el organismo".

Ricardo Pinto, un colega de Martínez que tiene un puesto en los predios del Mercado Público de Colón, dice que en estos momentos sus ventas están mejor que nunca, lo que atribuyó a que "definitivamente la gente ya no confía en las medicinas de la CSS".

Daniela Guardado también se dedica a esa actividad desde hace 15 años. La mujer confiesa que está contenta con la demanda de las raíces, hierbas y plantas que ofrece en su puesto de la calle 10 y Avenida Central de Colón.

La pequeña comerciante explica que antes tardaba hasta una semana en vender sus productos, pero ahora se agotan en dos días.

Guardado y Pinto coinciden en que los productos que más buscan los compradores son: la gavilana, el llantén, la desbaratadora, cola de caballo, eucalipto, calaguala, zarza parrilla y la raíz de la india.

LOS BOTÁNICOS

ESPECIAL PARA LA PRENSA/M. Grinard
MEJORA. La vendedora de plantas Daniela Guardado (izquierda) dice que el negocio se incrementó.

Aparte de los vendedores de plantas curativas, la inesperada demanda por la "medicina natural" también beneficia a los botánicos y herbolarios establecidos en varios puntos del país.

Antonio Fernández o el "maestro Toño", como lo llaman sus clientes, es un naturista que atiende en la ciudad de Penonomé, desde hace 34 años.

Fernández conoce mejor que nadie los altibajos del negocio y está sorprendido de la demanda de "pacientes" que se acercan a consultarlo desde las últimas semanas. "Antes atendía solo los días martes y viernes, pero ahora lo hago los jueves y los fines de semana".

Explicó que en un día normal veía entre 40 y 50 personas en su consulta, ahora el número por lo general llega a 70.

Igual experiencia tiene Marina de Romero, una especialista botánica que administra un local en la calle tercera del distrito de David, en Chiriquí, pero que desde 1970 se dedica al negocio.

Ella asegura que desde que se dio a conocer la noticia de los medicamentos contaminados en la CSS, su clientela aumentó de 300 clientes por mes a 400. "Tengo mucha clientela que viene cada 15 días, otros cada mes, pero ahora todos los días a la semana llegan a mi local de diferentes áreas e, inclusive extranjeros que están de paso por Chiriquí", dice.

De Romero, aclaró que respeta a los médicos, por eso cada vez que atiende a un nuevo cliente lo primero que le pregunta es qué tratamiento le han recetado los doctores, para no recomendar algo que choque con esa medicinas.

Esta botánica dice que viaja regularmente a Estados Unidos, Perú, Venezuela, Cuba, México, Colombia, Costa Rica, Puerto Rico, Argentina y Chile, en busca de plantas y también para distribuir otras que le encargan en esos países.

En su local se respira la frescura que emana de las 700 especies de hojas y raíces medicinales que vende. Afirma que los productos más buscados son para bajar la presión y el azúcar en la sangre, tratar los males bronquiales, de la piel, el reumatismo, cáncer de próstata, problemas gástricos y cólicos.

"A las personas hipertensas les recomiendo el té de pasto, porque las infusiones calientitas hacen efecto con más rapidez; en cambio los tés fríos son buenos para la persona que sufre problemas digestivos o de inflamación", agrega.

Las plantas medicinales que más piden en este centro botánico es el anamú, la cola de caballo, el llantén y la hoja de cucaracha, pepinillo y la calaguala, "que tiene 50 clases de propiedades curativas y sirve para desvanecer tumores, quistes y cánceres diversos".

La botánica lamentó que en el país aún exista desconfianza en los tratamientos con plantas. "Yo quisiera que en Panamá le dieran más cabida a la planta natural, porque es de allí que se sacan los fármacos".

"Sólo desde Estados Unidos recibo entre 500 a mil llamadas por mes de pacientes que me consultan para que les alivie diversas dolencias, eso es un orgullo, porque significa que estoy haciendo un buen trabajo con las plantas medicinales que vendo", enfatizó.

(Con información de Migdalia Grinard, Edilsa González, Sandra Rivera y Ney Castillo).


Además en nacionales

Primer plano: ATTT sanciona a 70 conductores
Primer plano: Firman contrato de recolección de basura
Primer plano: Mida mantiene monitoreo de plagas
De vuelta a las plantas medicinales
Súper tanquero arribó al golfo de Bocas del Toro
Agentes decomisan armas de fuego
Policía captura al ‘más buscado’
Campaña contra la diabetes en Colón
Estudiantes se unen contra la violencia
Exigen plan de reforestación
Idaan raciona distribución de agua
Recordatorio: Justo Fidel Palacios, ante todo periodista



 
 
 
 
    BUSCADOR  
Google
Web
prensa.com
 
© 2006. Corporación La Prensa. Derechos reservados.
Advertencia: Todo el contenido de www.prensa.com pertenece a Corporación La Prensa S.A. Razón por la cual, el material publicado no se puede reproducir, copiar o transmitir sin previa autorización por escrito de Corporación La Prensa S.A.
Le agradecemos su cooperación y sugerencias a [email protected] y Servicio al Cliente.
En caso de necesitar mayor información accese a nuestra biblioteca digital o llámenos al 222-1222.
Corporación La Prensa: (507)222-1222
Apartado 0819-05620 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá