Portada | Clasificados | | Ediciones anteriores | Archivo | Contáctenos
  EL IMPRESO  
Hoy por hoy  
 
   
  Opinión  
  Perspectiva  
  Deportes  
  Mundo  
  Economía y Negocios  
  Vivir +  
  Reseña  
  Sociales  
  Horóscopo  
     
  SUPLEMENTOS  
  Ellas Virtual  
  Martes Financiero  
  Aprendo Web  
  Reseña Empresarial  
Pulso de la Nación
  SERVICIOS  
Titulares por
e-mail
Columnistas
Guía del sitio
Tarifas
¿Quiénes somos?
Contáctenos
  TIEMPO LIBRE  
Turismo
De interés
Cartelera de cines
De noche
 
  PÁGINA DEL LECTOR  
Porque nuestros lectores sí cuentan
  CANALES  
Salud
Psicología
Psicología sexual
Bebés
Hogar
Mascotas
Tecnología
Cine
Libros
Farándula
Discos
Reportaje especial
Panamá, jueves 21 de septiembre de 2006
 

ÓRGANO LEGISLATIVO.LOS RETOS INCLUYEN LA AMPLIACIÓN DEL CANAL Y EL ‘BOOM’ DE LA CONSTRUCCIÓN.

Leyes que protegen el ambiente

Desde el año 2005, la contaminación de las fuentes de agua y la deforestación constituyen delitos.

La ausencia de dispositivos que detecten las infracciones y castiguen a los culpables ha propiciado el caos.

LA PRENSA
MULTA. La empresa Coca Cola tuvo que pagar 250 mil dólares por el derrame de mil 252 galones de colorante concentrado en la bahía de Panamá.738975
José González Pinilla
[email protected]

Abril 30 de 2003. La bahía de Panamá amanece teñida de rojo. Cientos de transeúntes por la Avenida Balboa miran con asombre la inusual escena.

Mil 252 galones de colorante concentrado fueron vertidos "accidentalmente" al río Matasnillo que atraviesa la ciudad y desemboca en la citada bahía. El responsable: la empresa Coca Cola. La sanción fue una multa de 250 mil dólares.

Agosto 6 de 2006. Cientos de tiburones muertos con sus aletas cortadas flotan en la desembocadura del Río Torio en Veraguas. Una embarcación artesanal sería la responsable de la matanza de los peces, para tan solo quitarles las aletas.

Se trata de algunos de los cientos de casos de contaminación al ambiente y depredación de la fauna que suceden en Panamá, y que resuenan en la mente de los panameños.

Enfrentar estas tragedias y buscar fórmulas para que no se repitan o para castigar a los responsables, es también competencia de la Asamblea Legislativa.

El papel de la Asamblea

El diputado del Partido Revolucionario Democrático y presidente de la Comisión Legislativa de Población y Ambiente, Milciades Concepción, considera que los casos citados son en realidad nimios, ante otros modos de destrucción del ambiente que suceden en Panamá.

Para Concepción, existen "contaminantes peores que no se pueden ver, pero que están matando al país".

Por ello, agregó, se han derogado algunas normas y aprobado nuevas leyes para la protección de los ríos y los bosques.

Una de ellas es la Ley 5 de 2005 que recoge los delitos contra el ambiente. Esta legislación califica por primera vez como delito, la contaminación de ríos y otras fuentes de agua, así como la deforestación. Las penas para quienes realicen estas acciones alcanzan hasta los 6 años de prisión.

También se sanciona la caza ilegal y a los constructores que incumplan con los estudios de impacto ambiental.

Los diputados también aprobaron la Ley 13 de 2005 que creó el Corredor Marino de Panamá, para la protección de las ballenas que llegan a las aguas del Pacífico panameño, especialmente en las cercanías de isla Coiba.

Otra legislación que intenta impedir el deterioro ambiental de Panamá, es la Ley 39 de 2005 que regula la caza, estableciendo un calendario específico y los períodos de veda.

Así, la caza está limitada a los fines de semana y durante el día. Además, limita la cantidad de animales a cazar y detalla los que no pueden ser cazados.

La última norma sobre el tema que discutió la Comisión de Ambiente es la Ley 9 de 2006, que prohíbe el "aleteo" de tiburones en las aguas de Panamá, impidiendo la práctica de pescar el escualo, mutilar sus aletas y arrojar el animal de vuelta al mar.

A pesar del avance que implica la existencia de estas leyes, en el tema ambiental –como en tantos otros casos– la inexistencia de mecanismos que detecten las infracciones y castiguen a los culpables, ha propiciado el caos medioambiental del país. Y esa situación, incide en la pobreza del país y su gente.

Relacionado: Concepción vuelve a presidir Comisión de Ambiente


Además en Panorama

Símbolo patrio en abandono
Gobierno retira concesión a Pycsa
Torrijos pide ‘ampliar’ el Consejo de Seguridad
‘Ya el daño está hecho’
‘La Corte es independiente’, P. Balladares
TAL CUAL
Con la piel recuperada
Un remedio que duele en la carne y en el bolsillo
EU entrega $3.7 millones adicionales
Pérez no descarta participar en proceso
Alba demandará al fiscal de su partido
Instalan comisiones de Salud y Trabajo
Más críticas contra proceso de elección
Leyes que protegen el ambiente
Polémica por Ley de Menores
‘Erradicar la corrupción es una obligación’
Torrijos promueve su gobierno en NY
Concepción vuelve a presidir Comisión de Ambiente
Año escolar termina el 22 de diciembre
El ‘ranking’ de permisos de trabajo
Paro en finca bananera de Changuinola
Segundo Tribunal pidió sumarias de Rayo Montaño
Fiscal es trasladado a Panamá
Cuidado... lo puede matar un rayo
Mezclando concreto y verde naturaleza
Cambio de zonificación, otro lío
Diputada cuestiona detención de su hijo
Hombre confiesa homicidio
Balladares: La Prensa es un pasquín



 
 
 
 
    BUSCADOR  
Google
Web
prensa.com
 
© 2006. Corporación La Prensa. Derechos reservados.
Advertencia: Todo el contenido de www.prensa.com pertenece a Corporación La Prensa S.A. Razón por la cual, el material publicado no se puede reproducir, copiar o transmitir sin previa autorización por escrito de Corporación La Prensa S.A.
Le agradecemos su cooperación y sugerencias a [email protected] y Servicio al Cliente.
En caso de necesitar mayor información accese a nuestra biblioteca digital o llámenos al 222-1222.
Corporación La Prensa: (507)222-1222
Apartado 0819-05620 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá