La Prensa
  Portada | Clasificados | Foros | Ediciones anteriores | Archivo | Contáctenos
  EL IMPRESO  
Hoy por hoy  
 
   
  Opinión  
  Perspectiva  
  Deportes  
  Mundo  
  Economía y Negocios  
  Vivir +  
  Reseña  
  Sociales  
  Horóscopo  
     
  SUPLEMENTOS  
  Ellas Virtual  
  Martes Financiero  
  Aprendo Web  
  Reseña Empresarial  
Pulso de la Nación
  SERVICIOS  
Titulares por
e-mail
Columnistas
Guía del sitio
Tarifas
¿Quiénes somos?
Contáctenos
  TIEMPO LIBRE  
Turismo
De interés
Cartelera de cines
De noche
 
  PÁGINA DEL LECTOR  
Porque nuestros lectores sí cuentan
  CANALES  
Salud
Psicología
Psicología sexual
Bebés
Hogar
Mascotas
Tecnología
Cine
Libros
Farándula
Discos
Reportaje especial
Panamá, viernes 9 de diciembre de 2005
 

ORÍGENES.

La celebración del Día de la Madre

Penny de Henríquez

En diversos países del mundo occidental la cultura cristiana honra a María en el mes de mayo, por lo que algunos de ellos decidieron también homenajear a las madres en esa fecha.

Lo malo es que este festejo se ha convertido en un ritual de consumo que ha transformado el Día de la Madre en algo casi impuesto, falso y a veces hasta cursi por la profusión de propaganda y ventas especiales que lo acompañan.

Sin embargo, esta celebración tiene sus historias interesantes.

Según los narradores, las celebraciones en honor a las madres comenzaron en la Grecia antigua. Ellos mantenían el culto a los dioses como centro de la vida familiar, y dentro de los festejos realizaban uno especial para glorificar a la diosa Rhea, madre de los dioses Zeus, Hades, Poseidón, Hera, Hestia y Deméter.

En el siglo 17 se estableció en Inglaterra que cada primavera se celebraría un "domingo de servir a la madre". Ese día los criados que vivían en los palacios en los que servían, tenían permiso de regresar a sus aldeas recibiendo su salario aunque no trabajaran. Con esta iniciativa se hizo costumbre el preparar un pastel, torta o cake especial para el día dedicado a servir a las mamás.

La celebración formal del Día de las Madres como lo conocemos en la actualidad, tuvo otro origen. Se cuenta que en 1905 la joven estadounidense Ana Jarvis, de Philadelphia, le escribió a varias personalidades pidiéndoles apoyo para su plan de celebrar el Día de la Madre en el aniversario de la muerte de la suya, ocurrida el segundo domingo de mayo.

En 1910 casi todos los estados de Estados Unidos apoyaron la iniciativa, y en 1914 fue proclamado legalmente el Día de la Madre como fiesta nacional. Poco a poco otros países se fueron sumando y hoy día se celebra en casi todos los países del mundo.

Pero en todas partes no se celebra el mismo día. Por ejemplo, en la mayoría de los países de Europa es celebrado el primer domingo de mayo. En Latinoamérica también la fecha varía: en Chile y Argentina es el segundo domingo de mayo y en México el 10 de mayo.

Y como en todo, la política también tuvo que ver en esto. En Nicaragua se escogió el 30 de mayo por una razón bastante "especial": esa era la fecha del cumpleaños de Casimira Sacasa, suegra del presidente de ese país en la década de los 40.

Y si la política tuvo que ver con el Día de las Madres, el patriotismo no se quedó atrás: en 1927 en Bolivia se instituyó una ley obligando a todos los colegios a honrar a las madres el 27 de mayo, fecha de la Batalla de Coronilla, ocurrida en 1812 durante la guerra por la independencia de España.

En nuestro país, durante una reunión del Club Rotario de Panamá que se llevó a cabo en el Hotel Central, se aprobó establecer un día para honrar a las madres, resultando la fecha escogida el 11 de mayo del año en curso, 1924.

Y aquí de nuevo aparece la política en juego: el diputado Aníbal D. Ríos, aparentemente por una componenda política, propone el traslado de la celebración para el 8 de diciembre y además solicita declararlo día de fiesta nacional, ignorando la idea original del Club Rotario.

La Asamblea Nacional aprobó el proyecto y de esa forma pasamos a celebrar el Día de la Madre en el mes de diciembre, el más festivo del año junto con la Navidad y el año nuevo, el de mayores compromisos y por consiguiente, el de más gastos.

La autora es periodista

Además en opinión

Ausencia que es presencia: I.Roberto Eisenmann, Jr.
¡Un ex mandatario siente el exorcismo de la Patria Nueva!: Arturo Trelles
El mito del izquierdismo: Carlos Guevara Mann
La celebración del Día de la Madre: Penny de Henríquez
¿Valle Escondido para quién?: Mayra Ramiréz de Mirones



 
 
  TURISMO
 
 
  RECETARIO
Recetario  
 
    BUSCADOR  
Google
Web
prensa.com
 
© 2005. Corporación La Prensa. Derechos reservados.
Corporación La Prensa: (507)222-1222 | prensa.com: 323-7292 / 323-7338
Apartado 6-4586 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá