Panamá, jueves 19 de mayo de 2005
 
SECCIONES
  Portada
  Hoy por hoy
  Nacionales
  Deportes
  Opinión
  Mundo
  Negocios
  Defensor del lector
  Vivir +
  Reseña
  Sociales
  Horóscopo
  SUPLEMENTOS
  Ellas Virtual
  Martes Financiero
  Aprendo Web
  R. Empresarial
  SERVICIOS
  Titulares por email
  Directorio de email
  Columnistas
  TIEMPO LIBRE
  Turismo
  De interés
  Cine
  De noche
  Restaurantes
  Recetario
  SEPARATAS
  Pulso de la Nación
  AYUDA
  Guía del sitio
  Tarifas
  ¿Quiénes somos?
  Contáctenos
  VISITA
  Defensoría del pueblo
   

 

DISCIPLINA.MUY PRACTICADO EN PANAMÁ DESDE HACE AÑOS.

Arte, deporte y defensa personal: el karate

El fin de esta disciplina es la mejora individual, no el ataque ni la preparación para un combate.

LA PRENSA/Archivo
El karate es un deporte que puede ser practicado por personas de todas las edades, y eso se refleja en los distintos dojos de Panamá.508176
Irma Elena Mordok
[email protected]

El karate es una disciplina que actualmente se practica en todas partes del mundo, ya que más que un deporte, para muchos se ha convertido en una forma de vida.

En Panamá, el arte de las ‘manos vacías’, mejor conocido como karate es practicado desde comienzos de los 60, teniendo como cuna la ciudad de Colón, con personal militar de la antigua zona del Canal, siendo algunos de los pioneros los maestros Fausto Andrade y Jaime Ng.

También podemos mencionar al maestro Francisco Burack, quien se entrenó en Corea y luego trajo sus conocimientos, creando la Escuela Chito Ryu.

Otro de los pioneros, pero del estilo shotokan es el sensei y hanshi Vicente Cruz, creador de la primera escuela de karate shotokan en nuestro país.

Origen del karate

La palabra karate proviene del japonés Kara, que significa vacío absoluto y Te, que significa la mano del hombre. Traducido a nuestro idioma el karate es "el arte de las manos vacías".

Existen diversas versiones en cuanto al origen del karate se refiere, pero en algo en que no se difiere es que el término lo utilizó por primera vez GichinFunakoshi en el año 1920, a quien se le considera el padre del karate moderno o karate shotokan, el cual es uno de los estilos más populares en Japón y en el mundo.

Otros de los estilos de karate que se practican en la actualidad son el shito ryu, que es una combinación entre el duro y lineal y el suave y circular; el goju ryu, que es una combinación entre el duro y el suave; el wado ryu, un sistema más suave que busca enfatizar la perfección de la mente sobre el de la técnica; y el kyokunshinkai, que es uno de los estilos más duros hasta el momento, en el cual los competidores no utilizan protección alguna y la mayoría de los combates acaban con un nocáut.

El lenguaje utilizado es principalmente japonés, nación de origen de esta disciplina.

Por ejemplo, la academia o gimnasio en donde se practica se llama dojo y la vestimenta que se utiliza en todas las prácticas se llama Gi.

Así mismo, los movimientos y golpes que se utilizan en secuencias son llamados katas o formas.

Los katas son un conjunto de movimientos marciales en expresión de la disciplina del karate.

Cada kata tiene un nombre, y por tanto, un significado concreto, que hace referencia a su contenido o a su lugar de procedencia.

Hay diferentes categorías de katas que van a depender de su utilización: el kata de combate (rinto-gata), que se puede desarrollar para el momento del combate, los kata energéticos (rentan-gata), sirven para el desarrollo de la energía y los kata demostrativos (hyoen-gata), principalmente para el aprendizaje, el desplazamiento, la potencia, o la velocidad.

En el karate no existe el ataque, sus conocimientos no deben ser utilizados para atacar a nadie, pues ese no es su fin.

La finalidad del karate es la mejora individual, no el ataque ni la preparación para un combate.

¿Arte o deporte?

En 1949, GichinFunakoshi fundó la Asociación Japonesa de Karate, y luego de su muerte, se celebraron los primeros Campeonatos Nacionales de Japón, ya que él se oponía a la práctica del karate para el combate libre; por respeto al maestro se postergaron las competencias hasta 1957.

Esta práctica deportiva se extendió a Occidente durante la década de 1950.

Natasha Chen, instructora de la Academia de Hisao Lee señala que el karate puede ser visto como un deporte o como un arte, pero que eso va a depender de la perspectiva de quien lo practique, ya que la mayoría de los jóvenes entran motivados porque lo ven como un deporte, mientras que otros quizás entren con ganas de aprender a defenderse.

Para Arturo Worrell, director de la Academia Worrell, el karate puede ser utilizado de cuatro formas: como un arte marcial, como un deporte, como una forma de vida, y además puede ser una forma de defensa personal, pero hace énfasis en que no se debe perder el espíritu filosófico del karate en sí.

Según el sensei Worrell, la Federación Nacional de Karate promueve esta disciplina como un deporte, y el que tiene ese espíritu competitivo puede participar.

Por su experiencia, Worrell señala que no a todas las personas les interesa ser campeón de karate, ya que "al 90% de los karatecas no les interesa competir" indicó.

Además para el sensei en el karate como forma de vida no hay limitaciones, pero como deporte sí se pueden tener algunas limitaciones, ya que una persona joven tiene más agilidad que una persona mayor.

Avances en Panamá

Para Arturo Worrell, esta disciplina en Panamá ha avanzado bastante, en el sentido que las personas ya han dejado de practicar el karate para el conflicto, aprendiendo el significado del Budo, que no es otra cosa que encontrar paz y maestría de sí mismo.

Worrell, quien también es entrenador de la Federación Nacional de Karate, señala que desde los inicios del karate en Panamá hasta nuestros días se puede ver un notorio avance, ya que se tiene otra perspectiva científica del entrenamiento en sí, además de que existen muchas academias en nuestro país que están reconocidas por la Asociación Japonesa de Karate-do y otras organizaciones internacionales, las cuales mantienen vínculos constantes para darnos conocimiento de los nuevos avances y técnicas de esta disciplina.

Por su parte, Natasha Chen, indica que en Panamá han avanzado bastante, no sólo el karate, sino todas las artes marciales, ya que "hemos visto cómo se han creado un sinnúmero de escuelas o academias que practican este arte, haciendo que el interés por esta disciplina crezca en nuestro país".

Por otro lado, para la organización kyokunshinkai de karate, un gran logro es haber llevado atletas panameños a competir a Japón sin costo alguno, y manifiestan que es un gran avance para Panamá que se realicen este tipo de actividades.

En la Academia de karate Worrell hay alrededor de 500 miembros y el costo es de 20 dólares la inscripción y 45 mensuales, con los cuales se puede asistir seis veces a la semana y entrenar en los diferentes horarios que tiene la academia que van de sábados a domingos.

En cambio, la Academia Hisao Lee se caracteriza por ser un dojo para las personas de escasos recursos, por lo que el costo de la matrícula es de cinco dólares, además de una cuota de cinco dólares por quincena y las clases se imparten de acuerdo al horario que asigne el instructor, aunque todos los integrantes de la academia se reúnen los domingos para convivir.

Rangos

Los rangos o jerarquías están establecidos por diferentes colores de los cinturones que poseen las personas que practican karate.

Van desde el color blanco, que es el más rango más bajo, hasta el negro, que es el nivel más alto.

La organización kyokushinkaikan indica que los grados se obtienen por horas acumuladas de entrenamientos, dependiendo del combate.

En la academia Hisao Lee los rangos se obtienen por competencias internas que se hacen con los estudiantes; dependiendo de las cualidades que tenga cada uno de ellos, entonces se ascienden poco a poco.

Por otro lado, en la academia Worrell los rangos los otorga cada seis meses un instructor de la Asociación Japonesa de Karate, quien evalúa a los estudiantes y los coloca dentro de un grupo determinado.

Muchas madres se pueden encontrar confundidas al decidir a qué edad deben inscribir a sus hijos en clases de karate.

Worrell señala que si el niño tiene cuatro años y tiene capacidad de concentración puede empezar a tomar las clases de karate. Muchos niños de está edad no están preparados, entonces se puede esperar hasta los cinco años.

Para Chen la mejor edad para empezar a practicar karate son los siete años, aunque en la academia se reciben niños desde los cinco años.

Alejandra Fearon, de 25 años, quien es estudiante de karate desde hace cinco, siempre había estado interesada en practicar artes marciales, y cuando se inscribió en las clases lo hizo con el fin de practicar un deporte, y con el paso del tiempo lo adoptó como un estilo de vida.

Para Fearon, el karate es una disciplina que eleva el espíritu, donde uno se potencializa desde su interior con el conocimiento propio ya que éste nos prepara para afrontar las diferentes situaciones de la vida.

Fearon actualmente es cinta azul y su aspiración es llegar a ser cinturón negro. Señala que seguirá practicando karate hasta llegar a obtener el mayor nivel dentro de esta disciplina.


Además en deportes

Nacionales propinan blanqueada
Cruz decide victoria de los Gigantes
Atletas panameños juveniles parten hoy para Nicaragua
Potro montado por Velásquez es el tercer favorito
Bruce Chen se apunta su quinto triunfo
Fantasma de huelga ronda por la NBA
El problema son los dirigentes
ANAPROF define su torneo en un clima de zozobra
Martínez se mantiene detenido
Blanco y Rodríguez se suman
Wallace acaba con los Pacers
Spurs, a un paso de la final
Trinity University probará a la Sub-19
Mosquera fue invitado al festival ‘KO a las Drogas’
Josh Beckett y los Marlins dominan a los Dodgers
Colón y el bateo oportuno de Molina dan triunfo a los Angelinos
José Macías fue el verdugo de Mesa
Oakland le propina paliza a Boston
Pedro Martínez fue inyectado en la cadera
Reyes encabezó ataque de los Mets
Rubén Rivera llega a 11 jonrones en México
Mark Buehrle estuvo brillante por Chicago
Robby McEwen gana convulsionada etapa
Una carrera esquiva para los panameños
Arte, deporte y defensa personal: el karate
Seminoles entrenan a todo vapor
Todo listo para la duatlón
CSKA sorprendió a los de casa y se llevó la copa
Banfield goleó anoche al Independiente Medellín
Liga de Quito terminó con el invicto del River Plate




Corporación La Prensa TEL (507)222-1222
La Prensa Web TEL 323-7292 / 323-7338
Apartado 6-4586 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá
 

 
 
  BUSCADOR
 
Google
Web
prensa.com

 

 



Derechos reservados. Corporación La Prensa.