Panamá, 2 de enero de 2005
 
SECCIONES
Portada
Hoy por hoy
Nacionales
Deportes
Opinión
Mundo
Negocios
Kaleidoskopio
Reseña
Sociales
Horóscopo
Mosaico
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Martes Financiero
Aprendo Web
R. Empresarial
SERVICIOS
Titulares por email
Directorio de email
Reportajes
Columnistas
TIEMPO LIBRE
Turismo
De interés
Agenda
De noche
Restaurantes
Recetas
SEPARATAS
Pulso de la Nación
AYUDA
Guía del sitio
Tarifas
¿Quienes somos?
Contáctenos
VISITA
Defensoría del pueblo
Vea nuestros clasificadosHaga esta su página de inicio

Las planillas de la discordia

Los diputados tienen sus propias ‘partidas discrecionales’. La Asamblea se niega a entregar la lista de los contratos

LEONARDO FLORES
[email protected]

LA PRENSA/Jorge Fernández

Los legisladores Rogelio Alba, del Partido Liberal Nacional (izq.), y Enrique Garrido, del Partido Popular (der.), durante una sesión de la pasada Asamblea Legislativa.

Todos los diputados tienen asignado un presupuesto de cuatro mil dólares mensuales para cubrir los gastos de su personal de apoyo. Según el artículo 35 del Reglamento Interno de la Asamblea, cada diputado está autorizado a contratar, "como mínimo", a una secretaria, un conductor y un auxiliar. El texto es demasiado abierto, dando oportunidad de cualquier tipo de nombramiento.

El destino final de los fondos asignados a la planilla personal de los diputados sigue siendo motivo de reclamos. ¿Por qué? En los últimos años se multiplicaron los casos de asambleístas que contrataban familiares, amigos y hasta hubo denuncias sobre legisladores que se quedaban con parte de estas partidas.

Para los nombramientos, durante el próximo ciclo de la Asamblea, los diputados tendrán a su disposición para nombramientos personales la nada despreciable suma de 18.7 millones de dólares. Esta cifra, manejada con discrecionalidad por los diputados, representa el 10% del presupuesto total de este órgano del Estado.

Cosas de familia

Los casos más recientes atañen a varios diputados arnulfistas. Enrique Garrido y Rogelio Alba se "devolvieron favores" al nombrar en sus respectivas planillas a la esposa de su colega.

Ambas esposas devengaban un salario de mil 650 dólares al mes, siendo las funcionarias mejor pagadas de ambos legisladores.

Garrido justificó su actuación al explicar que su práctica es común en la Asamblea: "no es pecado nombrar a familiares en la planilla personal. Aquí, todos los legisladores lo hacen. Si usted mira bien, encontrará no solo esposas, también hermanos e hijos en las planillas. No solo en la mía", se justificó Garrido en el 2002, cuando estalló el affaire.

Una regulación es necesaria

Pese a las fuertes críticas que estallaron en la sociedad, puertas adentro de la Asamblea no ha habido intentos de mejorar la actual regulación. Hasta este momento, por ejemplo, no se establece la cantidad de personas que se puede nombrar, ni los rangos de salario. Así es como hay diputados con cinco empleados personales y otros con 20. Aunque, según la ley, ningún diputado puede gastar en ellos más de cuatro mil mensuales.

Según el secretario general de la Asamblea, Carlos Smith, para que exista un mejor manejo de esta partida se deben establecer tres parámetros: el perfil que deben reunir los contratados, la actividad a desarrollar tanto en la Asamblea como en el circuito correspondiente y, por último, el mecanismo para evaluar esas actividades.

"Estos nombramientos no tienen topes salariales. La única regla que se sigue es que para pagar más de mil 200 dólares, la persona a nombrar debe tener título universitario", recalcó.

La discrecionalidad legislativa

El ex legislador arnulfista Marco Ameglio considera que este dinero es para los diputados lo que la partida discrecional es para el Presidente.

"Para hacer un nombramiento en esta planilla no se requiere de mayor trámite burocrático, sólo hay que mandar una carta a la Presidencia de la Asamblea y en la siguiente quincena baja el cheque. La discrecionalidad de la partida impide crear parámetros muy definidos", clarificó Ameglio.

El ex legislador, que se desempeñó por tres periodos consecutivos —1990 hasta 2004—, relata que así como muchos se aprovechan de este dinero para favores políticos, otros intentan regresarlo a la comunidad.

"Muchos de los diputados utilizan esta partida para nombrar a entrenadores deportivos o personal para mantenimiento de áreas recreativas en sus circuitos. En muchos casos, también, para ayudar a personas de escasos recursos", explica Ameglio, intentando dejar en claro que no todos son "talingos" o "botellas" en la Asamblea.

Hace más de dos meses que La Prensa espera la información relativa a la actual planilla personal de los diputados. Se contactó sin respuesta al Departamento de Recursos Humanos y al secretario de la Asamblea, Carlos Smith.


Además en portada

‘Diablos rojos’ en la picota
Invaden casas de las áreas revertidas
Panamá retrocede en malaria
Llega el cólera tras desastre
Las interioridades del magnicidio de Remón
Año Nuevo en la playa
El personaje de la semana: El socorrista global
Alzamiento militar en Perú
Año Nuevo inicia con tragedias
Devoción
Refuerzan campaña anti malaria
Panamá avala entrada de Dominicana al PARLACEN
Solidaridad panameña ante catástrofe
Epoca de cruceros
Las planillas de la discordia
Brunch dominical
Cuando la política se dirime a golpes
Gentío
50 años de misterio: asesinato del presidente Remón





¦
Portada¦ Hoy por hoy¦ La Ciudad¦ Nacionales¦ Deportes¦ Opinión¦
¦
Mundo¦ Negocios¦ Revista¦ Reseña¦ Última hora ¦ UH Mundo¦
¦
UH Negocios¦ UH Deportes¦ UH Farandula ¦ UH Ciencia y Salud¦ UH Tecnología ¦ UH Cultura ¦ UH Curiosidades ¦

Corporación La Prensa TEL (507)222-1222
Apartado 6-4586 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá
 
Derechos reservados. Corporación La Prensa.