Panamá, 23 de mayo de 2004
 
SECCIONES
Portada
Hoy por hoy
Nacionales
Deportes
Opinión
Mundo
Negocios
Kaleidoskopio
Reseña
Sociales
Horóscopo
Mosaico
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Martes Financiero
Aprendo Web
R. Empresarial
SERVICIOS
Titulares por email
Directorio de email
Reportajes
Columnistas
El tiempo
TIEMPO LIBRE
Turismo
De interés
Agenda
Cine
De noche
Restaurantes
Recetas
SEPARATAS
Pulso de la Nación
AYUDA
Guía del sitio
Tarifas
¿Quienes somos?
Contáctenos
VISITA
Defensoría del pueblo
Vea nuestros clasificadosHaga esta su página de inicio

Extranjeros en Panamá

Ahora es un destino de residencia permanente para miles de turistas que anualmente ingresan al país; sin contar los que se quedan de forma ilegal

URANIA CECILIA MOLINA
umolina@prensa.com

LA PRENSA/Víctor Arosemena

Las autoridades de Migración han determinado que entre el 20% y 30% de los turistas que ingresan a Panamá vienen con intenciones de establecerse.

Por su ubicación geográfica, a lo largo de su historia, la República de Panamá ha experimentado un constante movimiento migratorio y, por consiguiente, presencia permanente de grupos de diversas nacionalidades.

Cuando en enero de 1848, un carpintero de New Jersey desató la fiebre del oro de California, miles de viajeros, no solo de Estados Unidos, sino del resto del mundo, que iniciaron su marcha hacia "El Dorado", escogieron a Panamá como la ruta más corta para llegar a su destino en el menor tiempo posible.

Sin embargo, en los últimos siete años, la concepción de Panamá como país de tránsito varió. Ahora es un destino de residencia permanente para miles de los turistas que anualmente ingresan al país por los diferentes puertos de entrada; sin contar los que lo hacen ilegalmente.

Las causas

La principal causa de este fenómeno se encuentra en las leyes de migración. En esto coincidieron funcionarios de la Dirección de Migración de Gobierno y Justicia y de la Defensoría del Pueblo.

Para algunos, la norma migratoria que data de 1960 es obsoleta. Otros, con criterio menos duro, aseguran que no es obsoleta, sino disfuncional para los avances y el desarrollo alcanzado por el país y el mundo.

Luis Corró, jefe de Asesoría Legal de Migración, aseguró que entre el 20% y el 30% de los extranjeros que ingresa legalmente a Panamá lo hace con la intención de quedarse a vivir, aunque los documentos de entrada no lo reflejen.

Las estadísticas de entrada de extranjeros al país revelan que entre los años 1998 y 2003 al país ingresaron 4 millones 367 mil 681 extranjeros. De éstos, 800 mil se quedaron viviendo en el país.

Según Corró, la presencia de extranjeros con estatus irregular en Panamá aumenta cuando se trata de personas que proceden de Colombia, Nicaragua y Perú, donde por conflictos políticos, sociales y económicos sus nacionales se ven obligados a emigrar en busca de mejores formas de vida.

El meollo de las visas

El director de Relaciones Internacionales de la Defensoría del Pueblo, Max José López Cornejo, considera que la ley de migración promueve estas situaciones, porque en Panamá "con mucha facilidad" se puede adquirir una visa de inmigrante, la cédula de residente y hasta nacionalizarse.

Cifras de Migración indican que sólo en 2003 se tramitaron 11 mil 926 visas de inmigrantes.

López Cornejo asegura que la migración es un problema complejo que se debe elevar a tema de Estado, para encontrar y establecer los parámetros que regulen la forma como los extranjeros adquieren su estatus de migrantes y residentes.

Estos criterios deben, además, proteger a los nacionales, dijo el funcionario que también aboga por fijar una cifra límite a los cupos de ingreso para visitantes que lleguen desde su país de origen.

Hace un año -precisó López Cornejo- las visas de inversionistas se adquirían con 10 mil dólares. Estas visas permiten al empresario traer a su esposa e hijos.

De plazos y prórrogas

Corró, por su parte, explicó que un extranjero puede entrar al país con una visa de turista para quedarse un mes y posteriormente ir renovándola hasta adquirir su visa de inmigrante.

Rafael Flores, secretario general de Migración, explicó que antes de 1999 un extranjero con visa de turista solo podía quedarse en Panamá hasta por 90 días. Luego el plazo se extendió hasta 180 días.

En agosto de 1999 se hizo una reforma a la ley de migración. Con ella se amplió el tiempo de permanencia a tres meses, desde el momento de ingreso y tres meses más con una prórroga.

Tanto Corró como Flores consideran que el plazo que otorga Panamá para que un turista se quede en su territorio es muy largo.

Con un poco de sarcasmo, Flores manifiesta que para permanecer en el país en calidad de turista, un extranjero debe ser millonario.

En tanto, López Cornejo estima que no es cuestión de oponerse a la inmigración, pero sí recalca que es deber del Gobierno velar y proteger a los nacionales, en su derecho al trabajo y a la salud, entre otros aspectos.

La opinión de Flores sobre el tema de la permanencia de los turistas es tajante: una persona que entra y se queda por más de tres meses en el país no viene a hacer turismo, sino por otras actividades que no informó al ingresar.

"Ese es un problema que enfrenta Migración, porque cada día son más los turistas que ingresan legalmente al país, por el Aeropuerto Internacional de Tocumen, pero se quedan irregularmente en Panamá", indicó Corró.

Tipos de visas

En Panamá existen dos clasificaciones de visas: las de inmigrantes y las temporales. Ambas conllevan requisitos establecidos por la Dirección de Migración y Naturalización de Gobierno y Justicia.

Entre las visas de inmigrantes está la de extranjeros que han obtenido una residencia definitiva en el país.

En este grupo figuran los dependientes de residentes, los casados con un panameño, los que están bajo una resolución del Ministerio de Trabajo, los que tienen solvencia económica propia; además, la de inversionista y pequeño inversionista.

Para adquirir una visa de inversionista, el turista debe poseer un capital arriba de 150 mil dólares. Tiene derecho a permanencia provisional por un año y puede optar por la definitiva y la cédula de extranjero.

El pequeño inversionista, por su parte, debe poseer un capital no menor de 40 mil ni superior a 150 mil dólares; con derecho a visa provisional, que debe ser prorrogada por tres años consecutivos para optar por la cédula de extranjero.

A diferencia de años anteriores, ambos inversionistas tienen que demostrar dónde está su inversión: tener una empresa establecida, con empleados y correr con todos los gastos e impuestos que fija el Estado para desarrollar un negocio.

Según Flores, el trámite se endureció porque en los operativos que realiza Migración encuentran a extranjeros con visas de pequeño inversionista lavando carros. "Las empresas solo existen en papeles y esa no es la idea", expresó.

Estas visas permiten traer al país al resto de los dependientes de la persona que la posee.

Las visas de inmigrante por solvencia económica propia conllevan la apertura de un plazo fijo de 100 mil dólares; mientras que a cambio recibe una visa de residente.

Otra visa de inmigrante es la de dependiente de residentes. Con esta se pueden traer los dependientes, siempre que sean adultos muy mayores o hijos menores de 26 años (que es el período que el Código de la Familia establece).

"Bajo resolución del Ministerio de Trabajo" son aquellas visas con que el Estado permite a una empresa traer el 10% de sus empleados, de acuerdo con lo permitido en la ley y la actividad que se realiza y siempre que no reemplacen mano de obra panameña.

Visas temporales

Se otorgan a los extranjeros que desean quedarse en el país por un corto período o se ven obligados a hacerlo.

En este grupo se hallan turistas, estudiantes y visitantes temporales especiales, como son los misioneros, técnicos y ejecutivos de la Zona Libre de Colón.

En el caso de estudiantes, estos deben dedicarse exclusivamente al estudio; se les prohíbe trabajar.

Flores explicó que los inmigrantes no son una carga para el país, cuando su permanencia se encuentra bajo los parámetros que establece la ley.

Recalca que no está en desacuerdo con que un extranjero venga a trabajar, pero sí con que lo hagan con visa de turista.

"Lo que se busca es que paguen sus impuestos, su seguro social, que cumplan con las obligaciones que tiene cualquier otro nacional en el territorio panameño", señaló.


Además en portada

. TE propondrá reformas electorales
. No hay acuerdo sobre ayuda de EU a Panamá
. Modernizarán las leyes relativas a migración
. Boda real
. Hoy se define paro de transporte
. Fiscal pide condena contra Marco Manjarrez
. PRD busca aliados para reformas a la Constitución
. Entre casos polémicos y transparencia
. Adelantan pago a jubilados
. De tal palo, tal astilla
. ANCON resalta importancia de nuestra biodiversidad
. Nuevos límites geográficos afectan zona de pesca del atún, señala APIA
. Brunch dominical
. La grandeza del árbol
. Deportan a tres israelíes
. Salas se opone a sesiones
. Mantienen sentencia a Tonya
. Extranjeros en Panamá
. 'Veinte preguntas para ti'





¦
Portada¦ Hoy por hoy¦ La Ciudad¦ Nacionales¦ Deportes¦ Opinión¦
¦
Mundo¦ Negocios¦ Revista¦ Reseña¦ Última hora ¦ UH Mundo¦
¦
UH Negocios¦ UH Deportes¦ UH Farandula ¦ UH Ciencia y Salud¦ UH Tecnología ¦ UH Cultura ¦ UH Curiosidades ¦

Corporación La Prensa TEL (507)222-1222
Apartado 6-4586 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá