Panamá, 10 de abril de 2004
SECCIONES
Portada
Hoy por hoy
La Ciudad
Nacionales
Deportes
Opinión
Mundo
Negocios
Defensor del lector
Revista
Reseña
Sociales
Horóscopo
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Martes Financiero
Aprendo Web
R. Empresarial
SERVICIOS
Titulares por email
Directorio de email
Reportajes
Columnistas
El tiempo
TIEMPO LIBRE
Turismo
De interés
Agenda
Cine
De noche
Restaurantes
Recetas
SEPARATAS
Pulso de la Nación
AYUDA
Guía del sitio
Tarifas
¿Quienes somos?
Contáctenos
VISITA
Defensoría del pueblo
Vea nuestros clasificadosHaga esta su página de inicio

Los panecitos de Alanje, una tradición de Semana Santa

FLOR BOCHAREL N.
ESPECIAL PARA LA PRENSA
nacionales@prensa.com

ESPECIAL PARA LA PRENSA/F. Bocharel

Yolanda es una especialista en la elaboración de los panecitos.

ALANJE, Chiriquí. -Son muchas las tradiciones de Cuaresma y Semana Santa que se conservan en la provincia de Chiriquí, tanto a nivel religioso como culinario.

En esta última categoría destacan los bocadillos conocidos como "panecitos", uno de los dulces preferidos del chiricano.

Para esta temporada, proliferan los puestos de venta de los gustados panecillos, a orillas de la carretera David-Alanje; no obstante, se pueden conseguir en cualquier mes del año, gracias a que la señora Yolanda Aparicio, se dedica a producirlos todo el tiempo.

Un mediodía del mes de abril, cuando el calor que caracteriza al distrito de Alanje arrecia, encontramos a la entusiasta Yolanda, quien con sus laboriosas manos amasaba más de 100 libras de maíz con manteca de cerdo, manteca vegetal y raspadura, mezcla necesaria para preparar los panecitos.

"Yo aprendí a hacer los panecitos desde 1963, cuando mi tía, Lorenza Olmos, me enseñó a elaborarlos. Esto me ha servido para montar una pequeña industria, donde le doy trabajo a otras personas", indicó.

La elaboración tiene su maña y toma su tiempo.

Aparicio explica que lo primero que hay que hacer es remojar el maíz pilado durante ocho días, pasado ese tiempo se lava muy bien, se escurre y se pasa por la máquina de moler.

El producto molido se seca al sol, cuando eso se logra, entonces, la harina que obtienen se mezcla con la raspadura (panela) rallada, manteca de cerdo, manteca vegetal y huevos; se amasa hasta obtener la consistencia deseada, se le da la forma y se hornea.

El producto terminado se empaca en bandejitas, que cuestan un dólar.

Aparicio afirma que este es uno de los dulces tradicionales que cuesta más trabajo hacer.

Recuerda que la tradición de consumir los panecitos para Cuaresma, se inició porque las familias preparaban comidas preelaboradas, pues el Viernes Santo era un día muy sagrado, donde incluso no se cocinaba.

Aparicio y sus hijos comercializan el producto hasta en los supermercados de la ciudad de Panamá, en Colón y en otras provincias.

Pablo Fuentes Aparicio dice sentirse orgulloso de su madre, pues de manera muy entusiasta mantiene latente la tradición del dulce manjar de Cuaresma.

"Yo me dedico a la venta y la apertura de los mercados y hemos superado las metas de comercialización" explicó.

Jaime López, un consumidor de panecitos, señaló que tradicionalmente acude los Jueves Santo al distrito de Alanje para adquirirlos, pues en ningún otro distrito de la provincia de Chiriquí son tan sabrosos como los que prepara la señora Yolanda Aparicio.


Además en nacionales

. Costumbres de Semana Santa
. Coclé, centro de la religiosidad panameña
. Tres pasos adelante y uno hacia atrás
. Encarecen mariscos en el mercado de Chiriquí
. Restaurador denuncia incumplimiento de contrato
. Adorno de santos en Alanje, una labor dedicada
. Los panecitos de Alanje, una tradición de Semana Santa





¦
Portada¦ Hoy por hoy¦ La Ciudad¦ Nacionales¦ Deportes¦ Opinión¦
¦
Mundo¦ Negocios¦ Revista¦ Reseña¦ Última hora ¦ UH Mundo¦
¦
UH Negocios¦ UH Deportes¦ UH Farandula ¦ UH Ciencia y Salud¦ UH Tecnología ¦ UH Cultura ¦ UH Curiosidades ¦

Corporación La Prensa TEL (507)222-1222
Apartado 6-4586 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá