Panamá, 6 de abril de 2003
 
SECCIONES
Portada
Hoy por hoy
Nacionales
Deportes
Opinión
Mundo
Negocios
Kaleidoskopio
Reseña
Sociales
Horóscopo
SERVICIOS
Titulares por email
Directorio de email
Reportajes
Columnistas
El tiempo
TIEMPO LIBRE
Turismo
De interés
Agenda
Cine
De noche
Restaurantes
Recetas
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Martes Financiero
Aprendo Web
R. Empresarial
SEPARATAS
Pulso de la Nación
AYUDA
Guía del sitio
Tarifas
¿Quienes somos?
Contáctenos
VISITA
Defensoría del pueblo
Vea nuestros clasificadosHaga esta su página de inicio

Mascotas
Mordedura canina

Las heridas causadas por un perro deben ser objeto de atención porque podrían acarrear infecciones serias

Dra. Thelma Fouchs
Firmas Press

Los perros muerden cuando están incómodos o adoloridos.
Aunque suelen ser animales amorosos y fieles, los perros se cuentan entre las criaturas que marcan su territorio y, cuando en esa región entran otros animales o personas extrañas, su reacción instintiva podría ser atacarlos. No obstante -y contrario a lo que muchos piensan- los perros casi nunca muerden cuando están enfermos o aburridos, sino cuando se encuentran adoloridos o incómodos por alguna razón. Entonces suelen ser presa fácil de la violencia. También cuando han sido maltratados de cachorros o cuando hallándose amarrados algún desconocido pretende sonsacarlos para jugar.

Las mordeduras de los perros pueden ir desde las superficiales -simples laceraciones de la piel- hasta heridas profundas -hechas por la penetración de sus incisivos-. En cualesquiera de los casos deberían ser objeto de mucha atención, pues podrían acarrear infecciones.

Las complicaciones

La infección bacteriana es el peligro más común. Esta puede sobrevenir a causa de un tratamiento poco efectivo al tratar la herida o por la penetración de las bacterias en los tejidos al momento de producirse el ataque del animal.

Cuando se trata de una cura ineficaz, la herida podría comenzar a sangrar de nuevo, tornarse enrojecida e inflamada en el área donde se produjo o producir un flujo purulento. A veces puede aparecer un absceso. En estos casos debería buscarse atención médica inmediata.

Otras veces, las mordeduras de perros -lo mismo que las de los gatos- pueden acarrear el peligro de una infección por pseudomonas: bacterias que producen una secreción purulenta alrededor de la herida y que ocasionan que esta cierre muy lentamente. Incluso podría ser necesario el tratamiento médico para los casos en que no logran cicatrizarse.

El tétano es uno de los mayores riesgos que puede encarar una persona que ha sido mordida por un perro. Este caso puede ocurrir cuando la piel del individuo está sucia y contiene esporas tetánicas que la mordedura logra introducir en los tejidos, con lo que se da inicio a la infección.

Los síntomas del tétano se caracterizan por espasmos en los músculos de las mandíbulas, rigidez muscular y convulsiones que pueden empezar a partir de las 72 horas y hasta un mes después de haberse producido el ataque. La infección tetánica es fatal si no se trata a tiempo. Por eso se recomienda la vacunación preventiva contra este terrible flagelo.

El Toxocara canis es un parásito que habita en el intestino de los perros y cuyos huevos pueden estar presentes en las heces fecales. Cuando el perro se huele el ano o se lame esa zona, los huevos del Toxocara canis pueden mudarse a los pelos del hocico y, de esta manera, llegar a la lengua o la boca del animal, de manera que pueden ponerse en contacto más adelante con las personas que han estado con el animal.

Para los seres humanos este parásito representa un particular peligro ya que si logra desarrollarse en sus ojos puede ocasionarles la ceguera.

La rabia

Cuando a una persona la muerde un perro, lo primero que se piensa -y teme- es contraer la rabia. No en balde, pues se trata del riesgo más grave que corre cualquier individuo ante este tipo de accidente. Son muchos los países en los que ya es obligatorio que todos los perros estén vacunados para que no contraigan la enfermedad ni tampoco puedan transmitirla. Sin embargo, quedan otros muchos en los cuales los controles son insuficientes.

Síntomas

El tiempo de incubación del virus de la rabia va desde los 10 días hasta algunos meses después de que la persona ha sido mordida por el animal. Sus síntomas reveladores son fiebre alta, delirio, dificultades en la faringe para tragar y parálisis que por lo general resulta mortal. Por eso se insiste tanto en la prevención; es decir, tener vacunados a los perros. Pero cuando el animal anda suelto y carece de dueños, entonces debería ser retenido y puesto en observación durante 40 días. No obstante, a la víctima se le recomienda la inmunización como medida cautelar. En estos casos el paciente suele recuperarse sin sufrir secuelas.

¿Cómo tratar una mordedura de perro?

Si la herida es superficial se podría curar en la casa lavando y desinfectando bien la zona del rasguño. Cuando sean heridas profundas o múltiples desgarrones de la piel debería acudirse inmediatamente al médico.

Las mordeduras profundas se limpiarán y coserán usando anestesia. Enseguida se pasará a la inmunización y la administración de antibióticos para cortar cualquier posible brote infeccioso. A menudo, este tipo de mordeduras profundas provocan en el individuo un estado de shock y, además, pueden llegar a lesionarles los nervios y arterias de la región donde se produjo la mordida.

La prevención

Recuerde estos consejos para evitar los ataques de un can: No se acerque nunca a un perro que parezca estar acorralado o que le gruña. No trate de quitarle la comida o el hueso a un perro ni siquiera con intenciones de jugar con él. Evite jugar con perros desconocidos por muy amistosos que estos le parezcan. Nunca traspase una propiedad que exhiba un cartel advirtiendo la presencia de perros. Jamás huya de un perro.

Contrario a lo que se pueda pensar, lo mejor será encararlo, de lo contrario estimulará en el animal el instinto de perseguirle y morderle. No trate de cazar a un perro por motivos sanitarios o de otro tipo. Ese trabajo se le debe dejar a las personas entrenadas para hacerlo, pues estas, además, cuentan con indumentaria e instrumentos es- peciales para dicha labor.


Además en kaleidoskopio

. Guerra, también al medioambiente
. Comentario dominical: Modernidad y espacio
. Perfil literario: Roberto Arlt
. Lanzan biografía no autorizada de Bono
. Nuevas adquisiciones
. Caja de letras: Enamorado de amarte
. Otros habitantes: La caracucha
. La justicia responde al cambio climático
. Teatro: ¡Que comience la función!
. Teatro: el arte de la transformación
. Mascotas: Mordedura canina
. Mascotas: Abusadores de mascotas enfrentarán la ley
. Tecnología: Los humanoides se acercan a los humanos
. Tecnología: Vitrina informática
. Crónicas del istmo: Clara González y su lucha
. Crónicas del istmo: Los antecedentes
. Un día como hoy
. Pearl Jam disgusta a sus fans
. Raíces: Mucho, pero mucho, de qué hablar
. De compras: Escoja el embutido que más le convenga





¦
Portada¦ Hoy por hoy¦ La Ciudad¦ Nacionales¦ Deportes¦ Opinión¦
¦
Mundo¦ Negocios¦ Revista¦ Reseña¦ Última hora ¦ UH Mundo¦
¦
UH Negocios¦ UH Deportes¦ UH Farandula ¦ UH Ciencia y Salud¦ UH Tecnología ¦ UH Cultura ¦ UH Curiosidades ¦

Corporación La Prensa TEL (507)222-1222
Apartado 6-4586 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá