Panamá, 2 de mayo del 2000
SECCIONES
Home
Titulares
Portada
Nacionales
Deportes
Negocios
Opinión
Agenda
Revista
Trasfondo
SERVICIOS
Archivo Mensual
Cartelera
Clasificados
Directorio
Subscríbase a La Prensa
VISITE
Defensoría
del Pueblo
El Nuevo Herald
Latinsite
Ingeniería RM
Playa Coronado
Sinfonet
INFORMACIONES
VARIAS
Aprendo
Correo
El Tiempo
Encuestas
Tarifas
PUBLICACIONES
ESPECIALES
Reportajes Especiales
Martes Financiero
Talingo

LA PRENSA/Archivo
Local actual del Hogar María Auxiliadora. Entre los planes
del nuevo patronato está la construcción de un edificio
más amplio y mejor ubicado para dar albergue a las niñas de Azuero.

Un patronato para un hogar

En Chitré está el hogar María Auxiliadora para niñas huérfanas y en condiciones de riesgo social. La preocupación ciudadana sobre este centro ha conducido a la creación de un patronato que busca el mejoramiento de la institución.

Faustina García de Molino
Antecedentes

En 1935, gracias a la iniciativa de la religiosa Rafaela Plazarte, se funda en Chitré un centro para albergar a niñas y a adolescentes huérfanas, tanto del distrito como de las diferentes comunidades aledañas, que dependían exclusivamente de la caridad pública.

Desde muy pequeña escuché siempre a los mayores hablar del ‘‘Orfelinato’’, que era como se llamaba este establecimiento, y que posteriormente se convertiría en el Hogar María Auxiliadora, como un lugar que, aunque contaba con la ayuda de algunas personas muy piadosas, las necesidades eran tantas que nunca era suficiente para cubrir los gastos del centro (dirigido por la monja Plazarte) y se decía que, muchas veces, por la intercesión de la Virgen era que podían salir adelante.

Este albergue siempre ha tenido como sede el lugar donde se encuentra hoy día. Empero, en sus inicios era un viejo caserón de quincha, que había servido como hospital (el San Juan de Dios); pero años más tarde, por el interés del gobernador de ese entonces, don Guillermo Espino, y con la ayuda desinteresada de los moradores, que trabajaron con esmero y prontitud, pudieron reemplazar esta vieja construcción por un edificio acorde con los tiempos que corrían.

Así, en 1946, por gestión del gobernador Espino, el Estado se hizo cargo del Hogar María Auxiliadora, quedando bajo la dependencia del Ministerio de Trabajo, Previsión Social y Salud Pública (muchos años después formaría parte del Ministerio de Trabajo). Sin embargo, esto no significaba que los problemas económicos cesarían. Los presupuestos gubernamentales nunca van de la mano de las carencias de las instituciones, pues, así como estas van creciendo de igual forma aumentan sus necesidades.

Es de justicia destacar que una de las directoras de más grata recordación, por su labor tesonera y sacrificada, ha sido la señora Marina Poveda de Aguilar, quien al tener el centro como su propio hogar, ya que residía en el mismo, pudo dedicarle, como lo haría una madre, todo el tiempo que unas niñas en formación requerían.

Actualidad

Hoy, este hogar ya no alberga huérfanas y las internas proceden no solo de la región de Azuero, sino también de Coclé, Darién y Panamá. Son menores, de entre 12 y 18 años, que se encuentran en situación de riesgo social, ya sea por maltrato, abuso sexual, abandono, discapacidad o porque se les obliga a trabajar en condiciones no autorizadas por la ley.

A partir de enero de 1998, la institución pertenece al Ministerio de la Juventud, la Mujer, la Niñez y la Familia y su nombre oficial es Centro de Internamiento para Adolescentes Hogar María Auxiliadora.

El objetivo de este centro es velar por una esmerada atención de las internas tanto en lo físico como en lo mental; de igual forma en los aspectos educativos, espirituales, culturales, deportivos, recreativos, etc.

A pesar de que tan solo son alrededor de unas 50 niñas (el local no permite mayor número), no siempre es fácil proveerlas de alimentos, ropa, calzado, útiles escolares y de aseo, medicinas, etc. La asignación presupuestaria no va acorde con la carestía de la vida, y aunque reciben donaciones de algunas personas y empresas, esto de ninguna manera resuelve el problema porque las contribuciones no son frecuentes ni suficientes.

Un patronato en formación

La sociedad chitreana siempre se ha caracterizado por su espíritu altruista. Por ello, solo basta que se haga un llamado de ayuda para que de inmediato se responda. De allí que cuando el querido y recordado monseñor José Luis Lacunza explicó a su feligresía los apuros por los que pasa el Hogar María Auxiliadora, un grupo de personas, por iniciativa del ingeniero Rodolfo R. Moreno Cedeño, decidió que la creación de un patronato sería lo más indicado para ayudar a resolver las múltiples necesidades de las internas.

Así, en la reunión del 31 de enero del 2000, se procedió a escoger la junta directiva que regiría los destinos de esta fundación benéfica, quedando de la siguiente manera: presidente, ingeniero Rodolfo R. Moreno Cedeño; vicepresidente, Abilio E. Domínguez G.; tesorera, profesora Edilma R. Cedeño M.; secretaria, Denis J. Solís D.; vocales, Luis Alfredo Real, Manuel R. García, Maximina Pérez S., Luis E. Ríos, y como fiscal Luis A Tello.

Es importante señalar que este patronato en formación (tiene pendiente el otorgamiento de su personería jurídica), ya está haciéndose sentir, pues son varias las donaciones que, a la fecha, ha hecho. No obstante, el interés de este grupo es brindarle a las internas una ayuda completa, eficaz y permanente. Por eso, entre sus metas está trasladar el centro a unas nuevas instalaciones, con mayor capacidad física, de manera que se pueda acondicionar con todos los adelantos, para brindarle a las internas una atención integral, según las exigencias del presente milenio, a fin de que cuando ya no estén en este lugar, se puedan incorporar a la sociedad.

Por ello, exhortamos a los chitreanos y a las egresadas (algunas ya profesionales), a que apoyen al patronato en tan loable labor. Asimismo, al ministro de Gobierno y Justicia, doctor Winston Spadafora, para que a la solicitud de otorgamiento de personería jurídica, se le preste el interés necesario para su pronta aprobación.

 

OTRO CONTENIDO
   

© 2000 Corporación La Prensa. Todos los derechos reservados. Legal
Mejor visto con
Microsoft Internet Explorer a 800x600x64K colores.